Al rescate de madres detrás de un volante averiado

Ser madre nunca ha sido fácil, son innumerables las historias de quienes nos levantamos muy temprano, la faena suele ser continua y nuestro descanso se vislumbra a lejanas horas de la noche, cuando parece que tenemos todo bajo control producto de ese esmerado esfuerzo que aplicamos diariamente. Al amanecer, parece que no importa todo lo que hayamos trabajado antes, el cúmulo de deberes está allí inmenso como siempre. Pero la locura se agrava cuando algo más se presenta.

Hablo en forma generalizada pues sé que muchas madres han de identificarse conmigo. Soy mamá de 2 hijos, afortunadamente dispongo de un coche que utilizo todos los días para llevarlos al colegio, además de sus actividades extraescolares. Por supuesto, me es útil para un sinfín de cosas más. Por lo cual, es de suponerse que cuando se rompe el caos se apodera de mi existencia.

Utilizar el transporte público con dos pequeños a cargo, es una especie de tortura, esa vibrante inquietud de los niños no se acopla con los largos tiempos de espera en las paradas de bus, que de paso te hacen sacudir los nervios por el riesgo que implica su cercanía al tráfico vehicular. Luego no siempre te dejan tan cerca de tu lugar de destino, y si alguno de los chicos no quiere caminar, mientras el otro quiere correr, sabe Dios como coordinar ese trayecto.

No todo es drama en esta historia

Afortunadamente, mis queridas madres,  aquí lo imperante es hablar de soluciones.  Por lo tanto, les pongo al tanto de que existen web como www.desguaces.eu que particularmente me ha ayudado a conseguir las piezas para reparar mi coche.

Les comento al respecto, se trata de una guía virtual de desguaces, es decir, que concentra los datos de contacto de los mejores establecimientos que ofertan recambios de segunda mano, por lo que cualquier transacción con tales negocios es totalmente confiable.

Adicionalmente, si no se quiere averiguar en cada uno de los desguaces, ellos lo hacen por nosotras, pues no es un secreto para nadie que lo que menos tenemos es tiempo para indagar cosas de mecánica. Tan solo debemos realizar el pedido llenando un breve formulario y al cabo de un momento se ponen en contacto para concretar la solicitud.

Si bien, nuestra vida seguirá repleta de tareas y responsabilidades, no podemos negar el gran beneficio que nos produce tener un coche propio en perfecto estado.  Y para que esas interrupciones por avería sean las más cortas posibles, nos podemos valer de la web aquí mencionada y la normalidad llegará más pronto de lo que pensamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *