¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar calzado infantil?

El calzado es algo de gran importancia no solo en adultos si no también entre los más pequeños. Por eso, debemos tener en cuenta cual es el tipo de calzado que más se adecua a cada uno de ellos. Tener unos buenos hábitos en el calzado es muy importante para prevenir futuras lesiones pues hay que tener muy en cuenta el tipo de pisada de cada persona. Tras conocer esto, debemos saber que tipo de zapato debemos calzar.

Dependiendo de la estación del año utilizaremos un calzado u otro. Este verano lo que más se ha llevado han sido las sandalias y alpargatas infantiles online  pues la compra en internet ha aumentado en los últimos tiempos por su comodidad y rapidez además de la gran variedad de zapatos que no encontramos en una tienda física.

calzado infantil Paez

Imagen: pixabay.com

Para la compra de calzado infantil debemos tener en cuenta una serie de aspectos, como puede ser:

 

#1Forma recta

Los zapatos que vayamos a calzar deben tener horma recta, es decir, su molde debe ser recto ya que, si no es así, con el paso del tiempo pueden aparecer deformidades en nuestros pies.

Para conocer si el calzado que estamos utilizando es recto o no debemos asegurar que la suela del zapato no se tuerce hacia dentro pues este suele ser el principal problema.

 

#2 Rigidez

Para que nuestro pie se mantenga con firmeza debemos utilizar un calzado que tenga el contrafuerte rígido, para ello lo más habitual es comprar un tipo de calzado que sea difícil de deformar.

 

#3 Sujeción

Para que nuestro calzado sea ideal debemos tener el pie sujeto. Sobre todo, debemos evitar que el pie se mueva pues la forma correcta de llevar unos zapatos es que estén correctamente fijados sin ningún tipo de movilidad en los laterales.

Para lo más pequeños se recomienda alguna zapatilla con cordones o velcro pues esto hará que el pie esté sujeto, firme y seguro.

 

#4 Suela

El tipo de suela es un aspecto de gran importancia a la hora de elegir un zapato.

Lo más habitual es que sea una suela de goma flexible pero que no se pueda deformar ya que si se dobla con facilidad tenemos más probabilidades que las futuras lesiones se den con facilidad. En el caso de los más pequeños debemos tener en cuenta también el tipo de suela pues es primordial que sea antideslizante para evitar caídas.

 

#5 Amplitud

La delantera de un zapato debe ser amplia, aunque no tiene que tener una excesiva presión pues hay que permitir que los dedos puedan moverse con facilidad

 

 

#6 Material

Para el calzado debemos tener en cuenta el tipo de material. Debemos evitar en la medida de lo posible que el calzado esté elaborado con materiales sintéticos ya que no es recomendable ya que no deja transpirar al pie.

En el caso del calzado infantil, la mejor opción es utilizar un zapato de piel pues es más duradero y si que permite la transpirabilidad del pie.

 

Para concluir, debemos tener en cuenta que es de gran importancia que lo más pequeños se prueben el calzado que van a utilizar ya que cada persona tenemos los pies distintos y lo que para alguien puede ser cómodo para otra persona no. También se recomienda probar los zapatos en los dos pies pues, aunque son parecidos, no son iguales.

La mejor manera para acertar con el calzado infantil es que tengan todas estas características y, lo más importante, que sea un calzado fácil de poner y quitar por ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *