¿Qué ejercicios se recomienda para las embarazadas?

Con la noticia del embarazo comienzan las interrogantes y una de las más frecuentes es sí se puede seguir realizando los ejercicios habituales, o más aún si sí es prudente comenzar a ejercitarse. En la entrega de hoy  abordaremos estos temas indicándoles que ejercicios se recomiendan para las embarazadas que por cuestiones de estética y salud no quieren llegar a ponerse muy gorda.

Siempre y que no exista alguna contraindicación médica debido a una condición particular de la madre o el niño, la ejercitación física adecuada durante el embarazo es saludable por lo que en principio no debe existir problema alguno en continuar con la rutina de ejercicios o iniciarla gradualmente durante el embarazo.

El ejercicio contribuye a mejorar la condición física de la madre, a mantener el peso adecuado, y a aliviar el malestar general del embarazo, pero principalmente es determinante para preparar el cuerpo para el trabajo de parto, ya que la ejercitación física aumentala fortaleza muscular y mejora el ánimo.

La elección del tipo de ejercicio a realizar depende de los hábitos de la madre, hay que tener en cuenta los hábitos y preferencias de cada mujer, sin embargo, hayalgunas categorías de actividades físicas que son recomendadas para realizar durante el embarazo, y que ofrecen la ventaja de poder realizarse combinadas.

Aquí les hacemos entrega de algunos ejercicios apropiados para realizar durante el embarazo, siempre y cuando dicha actividad sea aprobada por el médico tratante.

1.- Caminar: La caminata es un ejercicio aeróbico de bajo impacto muy beneficioso durante el embarazo y lo mejor es que puede realizarse desde el inicio hasta justo antes del parto, favorece el alumbramiento natural, ayuda a controlar el aumento de peso,previene problemas circulatorios y los edemas, la hinchazón de piernas y pies, el estreñimiento y las hemorroides.

2.- Manejar bicicleta: Es una actividad física que relaja, tonifica, recrea, evita el aumento de peso tanto en  la madre como del bebé, mejora la circulación, pero a diferencia de la caminata se sugiere realizarla habitualmente sólo hasta el quinto o sexto mes de embarazo, ya que después del sexto mes de gestación el volumen de la barriga de la mujer puede desequilibrarla y propiciar un accidente, a esta altura del embarazo es preferible optar por ejercicios menos peligrosos, más estáticos.

3.- Los ejercicios en el agua son ideales durante el embarazo, ya que el agua rebaja el peso físico y así se reduce el riesgo de lesionesmusculares y un control de la temperatura. Los ejercicios como la natación y los aerobics acuáticos, mejoran la función  circulatoria, la tonificación muscular, la función respiratoria, ayudan a disminuir el dolor de la zona lumbar y sobre todo es relajante, ideal para la última etapa del embarazo.

4.- Yoga:Estos ejercicios resultan muy efectivos para mejorar la postura corporal por lo que  ayuda a prevenir y controlar dolores de espalda y lumbares, por su efecto sobre la función respiratoria disminuye la sensación de fatiga y cansancioy asegura una mayor oxigenación al feto. Adicionalmente, ayuda a reducir la presión y el sobrepeso que produce el embarazo, mejora la tensión nerviosa.El yoga ofrece una ventaja muy especial y es que su práctica aumenta la consciencia de la madre sobre el bebé y eso favorece el vínculoy la comunicación entre ambos desde antes de nacer.

5.- El Pilates: Al igual que el yoga favorece la función respiratoria, por lo que actúa en el sistema nervioso favorablemente, en ambos casos hay que evitar las posturas o ejercicios que presionen el vientre o alteren el equilibrio de la embarazada.

6.- Los ejercicios desde la comodidad de la casa también son muy beneficiosos,  los estiramientos son ideales para mejorar la flexibilidad, ejercicios de respiración para trabajar la relajación, ejercicios con el mismo peso del cuerpo para mantener y mejorar la tonificación muscular. También para prepararse para el momento del parto es recomendable la realización de ejercicios de piernas, los llamados ejercicios de kegel y ejercicios en cunclillas, éstos ayudan a corregir la postura del bebé para facilitar su salida y fortalecen la zona pélvica.

7.- El baile: Es una práctica fácil de realizar, divertida y se puede hacer en cualquier parte, favorece el proceso respiratorio y activo el sistema circulatorio, además es muy relajante. Puede hacerse de forma individual  grupal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *