La ortodoncia invisible, consejos prácticos

Tener una dentadura perfecta es una idea que puede merecer la pena, pero llevar un aparato dental suele ser generalmente otra cuestión. Un aparato a la edad adulta no siempre es algo fácil de asumir durante un periodo prolongado, tanto en el campo profesional como en el campo personal.

Pero existe una ortodoncia invisible, mucho más discreta que los aparatos clásicos, lo que permite aceptar mejor el tratamiento.

Autor: zjy821026-Pixabay

Tres tipos de aparatos de ortodoncia invisible

Existen tres tipos de aparatos dentales para una ortodoncia invisible.

  • Aparatos de cerámica: También pueden ser transparentes, y están unidos por un hilo blanco que se confunde mucho más con los dientes.
  • Ortodoncia lingual:El aparato va pegado en la cara interna de los dientes para que no se vean, pero se trata de un dispositivo más caro.
  • Férula transparente: Son menos eficaces pero se pueden retirar a la hora de comer, lo que facilita la limpieza.

El aparato dental transparente

Las férulas invisibles son una técnica de ortodoncia invisible todavía poco extendida. Disponemos de poco tiempo de experiencia de momento. Este aparato se adapta perfectamente a la forma de los dientes, lo que permite desplazarlos suavemente.

Las férulas se deben llevar todo el día y toda la noche para que sean eficaces, pero se pueden quitar a la hora de comer. Son menos dolorosas de llevar que los brackets y no molestan demasiado a la hora de hablar.

La ortodoncia lingual

Esta ortodoncia invisible es muy particular, puesto que se trata de pegar los brackets sobre la superficie interna de los dientes, para que no se vean. No se tiene el inconveniente de la estética, pero la eficacia es la misma que con un aparato clásico.

Este tratamiento es cada vez más corriente, a pesar de que puede llevar más tiempo que un tratamiento tradicional.

Los brackets de cerámica

Los brackets de cerámica no son realmente un tipo de ortodoncia invisible, pero se ven menos que los brackets metálicos que llevan los adolescentes. Como el tratamiento debe durar al menos 2 años en la mayoría de los casos, los adultos prefieren adoptar un aparato más discreto.

La cerámica está confeccionada en el mismo color de los dientes, lo que permite confundirse con bastante facilidad. Conviene saber que los brackets de resina transparente tienen tendencia a volverse amarillos, lo que al final no suele ser muy estético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *