Las bañeras para bebé, uso y funciones

Bañera inflable, bañera plegable, bañera de plástico, etcétera. ¿Qué bañera se debe escoger para el aseo del bebé? De 0 a 8 meses aproximadamente es la edad cuando el bebé puede sentarse y mantenerse derecho. Este tipo de bañeras para bebés sirve para la higiene del recién nacido. Se trata de aportarle al niño un momento de relajación y de reposo.

Autor: boof623-Pixabay

Autor: boof623-Pixabay

¿Por qué es indispensable?

Es indispensable para aquellos que no tienen bañera en su cuarto de baño. También es mejor a nivel de la seguridad puesto que las bañeras pequeñas son de plástico y se evita que el bebé se golpee con materiales duros como el esmalte.

Las bañeras bebé es algo muy práctico, mucho más que la gran bañera, y además se ahorra agua.

Un cambio de mentalidad para los padres

Una bañera para bebé aporta un confort y una seguridad a los padres, sobre todo con ocasión de los primeros baños que se dan en casa, o a la hora de cambiar los pañales del bebé. La bañera cambiador puede instalarse en altura y evita a los padres que se hagan daño en la espalda.

Instalación

Se trata de una pequeña bañera de plástico que se llena con agua en el momento del baño. Existen modelos que sélo incluyen la bañera, pero también hay una serie de kits de instalación para ponerla en altura o sobre la bañera familiar, y poderle colocar unas ruedas.

También existen bañeras en forma de cubo donde el bebé queda sentado. Esto permite darle seguridad y recordarle la posición fetal. El niño se puede bañar manteniéndose de pie si la bañera está a la altura, o curvándose si se coloca la bañera dentro la bañera familiar, es decir, hay que sentarse en el suelo y se instala la bañera a ese mismo nivel, a condición de que el suelo esté bien limpio.

Criterios indispensables para una bañera para bebé

Lo ideal es que posea un desagüe para vaciarla de la forma más sencilla posible. Además, debe ser ligera para poder desplazarla sin dificultad. A la hora del baño, se le debe permitir al bebé que se apoye con los pies o que ponga la cabeza en uno de los rebordes, puesto que ofrece seguridad y no se sentirá perdido.

Es importante pensar bien el lugar donde se le quiere dar el baño al niño antes de comprar la bañera. Si se prefiere que el baño se realice en la habitación del bebé, la bañera debe poder desplazarse fácilmente, puesto que es difícil llevar el peso de una bañera llena de agua, sobre todo en los momentos posteriores al parto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *