Colchones para cunas de bebe

Una de las mayores preocupaciones de los padres cuando tienen un bebe, es que este pueda descansar lo suficiente para que de esta manera, el niño pueda tener un sano desarrollo.

Una de los elementos que hacen que los niños puedan tener un sueño reparador, son los colchones de cuna ya que no solamente deben ser cómodos, sino también seguros para su salud.

Especificaciones de un buen colchón de cuna

Ya que el cuerpo del bebe, es extremadamente delicado y muy sensible a los factores ambientales, el colchón de la cuna donde duerme debe contar con características especiales, que garanticen un correcto descanso.

Libre de sustancias nocivas

El material con el que está fabricado el colchón, debe ser sometido a un estricto control de toxicidad. Es decir deben estar libre de cualquier agente químico, que pueda afectar la salud del bebe.

De esta forma, se evitaran alergias que podrían causar daños no solo en la mucosa, sino también en la piel del niño. Del mismo modo se recomienda que el colchón tenga componentes, que impidan la proliferación de bacterias y ácaros.

Prevención de riesgo de asfixia

En los primeros días de vida, él bebe por lo general  duerme boca arriba. Pero a partir del cuarto mes, tiene la capacidad de voltearse por lo que podría generarse un accidente.

En este caso, se recomienda que el colchón tenga un satisfactorio nivel de absorción del aire. De esta forma, se disminuyen los riesgos de asfixia ya que con esta característica, se crea una cámara de aire bajo el cuerpo del niño, que le permite seguir respirando.

Higienizable

Aunque la gran mayoría de los casos él bebe duerme con pañal, puede ocurrir alguno accidente, que causes suciedad en el colchón. La intención es que este permita ser lavable, bien sea en la funda o en el mismo núcleo.

De esta forma, se garantiza una higiene total del colchón así como malos olores que puedan perturbar directamente el sueño del bebe y por ende su salud.

Firmeza y confort

Lo recomendable es que el espesor del colchón, sea entre los 6 y 15 centímetros pero que no sea muy blando para disminuir de esta forma el riesgo de asfixia.

Así mismo se requiere que tenga suficiente firmeza, pero sin llegar a ser totalmente rígido ya que en todo caso lo realmente importante, es el mayor confort del niño.

Versatilidad

Aunque lo más importante es la comodidad del bebe, los padres no pueden estar realizando una compra de un colchón cada 6 meses. Es por ello que se recomienda uno que sea versátil y que cuente con dos caras.

Hay colchones que traen una cara blanda, donde descansa él bebe cuyas edades van de 0 a 6 meses y una cara firme, donde pueda dormir tranquilamente desde los 6 meses en adelante.

Importancia del colchón en los primeros meses de vida del bebe

El correcto descanso del bebe mediante un sueño reparador, permitirá el desarrollo de su cerebro, sistema nervioso central, sistema termorregulador y sistema respiratorio.

Como se sabe durante los primeros días de la vida del bebe, continúan con su proceso de desarrollo por lo que es fundamental que el primer colchón de la cuna, cumpla con las características indicadas.

Otro hecho de vital importancia, es que escogiendo correctamente el colchón para la cuna, se puede prevenir la plagiocefalia que puede ser originada por una mala postura. Incluso se evitan malformaciones en la columna vertebral del bebe.

La compra de un colchón, debe ir más allá de un accesorio que se combina con la cuna o la decoración del cuarto del bebe. Por el contrario, es uno de los elementos que dará mayor tranquilidad no solo al nuevo miembro de la familia, sino también a los padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *