Los probióticos pueden proteger la salud intestinal de los niños

Entre el 40 y el 50% de los niños que visitan a los gastroenterólogos pediátricos luchan con síntomas digestivos continuos o recurrentes. Estos trastornos gastrointestinales abarcan desde el estreñimiento hasta la enfermedad celíaca, y pueden dificultar el disfrute de la infancia. Por ello, expertos y nutricionistas profesionales aconsejan cada vez más el uso de probióticos en niños.

Probióticos infantiles

Los microbiomas de los niños se siembran al nacer y continúan desarrollándose durante la niñez y la adolescencia. Por ejemplo, los bebés que nacen por cesárea reciben diferentes comunidades de microorganismos que los que nacen de forma natural. Esto significa que la diversidad de microbiomas es menor en los bebés prematuros que en los nacidos a término.

Por otra parte, la lactancia materna contribuye a un mayor desarrollo del microbioma al proporcionar prebióticos y anticuerpos para alimentar el intestino de los bebés. A su vez, sirve para entrenar su sistema inmunológico, protegiendo las defensas de los más pequeños. No obstante, los bebés amamantados también están expuestos a microbios de la piel de sus madres.

Algunas investigaciones sugieren que los microbiomas de los niños comienzan a parecerse más a los de los adultos alrededor de los tres años. En cambio, estudios más recientes han demostrado que pueden existir diferencias significativas hasta los 18 años.

Probióticos infantiles

Problemas comunes en el sistema intestinal

Apoyar un microbioma sano y diverso desde el nacimiento es importante debido al papel que juegan los microbios en el metabolismo de vitaminas, minerales y aminoácidos. Estas actividades influyen en el desarrollo del pequeño, tanto a nivel cerebral como en su salud intestinal.

Cabe destacar que los desequilibrios microbianos pueden provocar que los niños sean más propensos a padecer enfermedades en el futuro, incluidas las enfermedades cardíacas y la diabetes. Asimismo, el microbioma también puede influir en el riesgo y la prevalencia de alergias, asma y obesidad.

No es raro que aparezcan problemas intestinales durante la niñez. El estreñimiento, la intolerancia a la lactosa, el SII, la EII y la enfermedad celíaca pueden alterar la salud digestiva. En algunos casos, los probióticos pueden ser beneficiosos para controlar o reducir los síntomas digestivos y restaurar la riqueza del microbioma.

Los beneficios de los probióticos para niños

La evidencia sugiere que dar probióticos a los niños puede ayudar en los siguientes campos:

  • Cólicos infantiles, reflujo ácido o estreñimiento.
  • Diarrea por gastroenteritis.
  • Diarrea asociada a antibióticos.
  • Otros trastornos digestivos.

Concretamente, se han estudiado cepas probióticas específicas por sus beneficios para problemas como el SII y la diarrea. La suplementación dirigida con estas cepas podría ser apropiada como parte de un régimen para abordar los síntomas y restablecer el equilibrio microbiano.

Cómo reforzar la salud digestiva en niños

Si tu hijo tiene problemas con los síntomas digestivos continuos, consulta con su pediatra antes de darle suplementos probióticos. No todos los sistemas de los niños toleran del mismo modo los probióticos, de hecho, los niños inmunodeprimidos pueden correr riesgo de infección por cepas microbianas. Algunos medicamentos también pueden interactuar con los suplementos probióticos.

Debes controlar los síntomas del niño tras la toma de los probióticos, prestando especial atención a los posibles efectos secundarios. Por último, cuando se usan para problemas específicos, los probióticos pueden ser beneficiosos para los niños, pero es importante adoptar un enfoque más amplio para nutrir el intestino de tu hijo y establecer un microbioma rico que respalde la salud general a medida que crece.

Referencias

Chernikova DA, Madan JC, Housman ML, Zain-Ul-Abideen M, Lundgren SN, Morrison HG, Sogin ML, Williams SM, Moore JH, Karagas MR, Hoen AG. The premature infant gut microbiome during the first 6 weeks of life differs based on gestational maturity at birth. Pediatr Res. 2018 Jul;84(1):71-79.

Triantis V, Bode L, van Neerven RJJ. Immunological Effects of Human Milk Oligosaccharides. Front Pediatr. 2018 Jul 2;6:190.

Agans R, Rigsbee L, Kenche H, Michail S, Khamis HJ, Paliy O. Distal gut microbiota of adolescent children is different from that of adults. FEMS Microbiol Ecol. 2011 Aug;77(2):404-12.

Diaz Heijtz R, Wang S, Anuar F, Qian Y, Björkholm B, Samuelsson A, Hibberd ML, Forssberg H, Pettersson S. Normal gut microbiota modulates brain development and behavior. Proc Natl Acad Sci U S A. 2011 Feb 15;108(7):3047-52.

Monda V, Villano I, Messina A, Valenzano A, Esposito T, Moscatelli F, Viggiano A, Cibelli G, Chieffi S, Monda M, Messina G. Exercise Modifies the Gut Microbiota with Positive Health Effects. Oxid Med Cell Longev. 2017;2017:3831972.

Agans R, Rigsbee L, Kenche H, Michail S, Khamis HJ, Paliy O. Distal gut microbiota of adolescent children is different from that of adults. FEMS Microbiol Ecol. 2011 Aug;77(2):404-12.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *